Navigation Menu+

¿CUÁNTO DUELE TU CLAVO?

Posted by

Cuenta la historia, de un caballero, que su automóvil se averió en medio de la densa oscuridad, de una noche lluviosa, a lo lejos vislumbró una humilde morada, que podría servir como refugio. Un humilde señor con su perro, lo recibieron. Y muy amablemente, lo recibió.

-Buenas noches señor, mi vehículo se averió, sería tan amable de darme refugio, por esta noche.
-Por supuesto, -replicó el humilde señor. -Con la única salvedad, que solo existe una sola habitación, y estoy muy anciano para dormir en el piso, tendrá que dormir, en la sala, junto a mi perro.
-No hay problema, Muchas gracias.

A la hora de dormir, fue todo muy acogedor, con el único inconveniente, que el perro comenzó a aullar… Auuuuuuuuuuuu…. Auuuuuuuuuuuuu….auuuuuuuuuu, y así, duró toda la noche, hasta el otro día.

– ¿Cómo durmió, mi buen caballero? Preguntó el señor, al otro día.
-He durado toda la noche, completamente despierto, no sé qué tenía su perro, pero no dejó de aullar ni por un minuto. ¿Qué es lo que le pasa?
-Oh, es que justamente, él duerme encima de un clavo.
-Pero ¿y por qué no se quita, si le duele y le molesta tanto?
-Porque aun, no le molesta lo suficiente, como para levantarse.

Mis queridos, jóvenes ahora la pregunta va dirigida hacia ti, ¿Te molesta tu situación económica? ¿Te duele tu condición de vida social, espiritual? ¿No te gustan las condiciones en que te encuentras ahora? ¿Comenzarás hacer algo para cambiarla? O ¿aún el clavo no te molesta lo suficiente, como para levantarte? TU DECIDES.

Photo by: Alp Oğur

Loading Facebook Comments ...